Nissan Bolivia 4x4
 
 

NOTICIAS

Técnicas de manejo 4x4 en Nieve

Califica ésta publicación: 
  (7 votos; 5.00)
Visitado 1597 veces
26 de Agosto de 2011 La conducción implica una serie de técnicas y más cuando se circula en terrenos deslizantes con carreteras nevadas y con placas de hielo

Técnicas de manejo 4x4 en Nieve

A continuación, te damos los ocho trucos básicos para conducir de forma segura sobre este tipo de condiciones. El Director de la Escuela de Conducción sobre nieve y hielo ha sido nuestro maestro.

La conducción sobre cualquier tipo de superficie requiere una serie de habilidades, y más cuando la carretera puede tener gravilla, estar mojada, nevada o con placas de hielo. Por ello, para conocer los trucos básicos sobre la conducción en nieve asistimos a uno de los cursos que imparte Audi.

El Director de la Escuela de Conducción y Seguridad de Audi, Nacho Pérez, fue nuestro instructor. Éstos son los ocho trucos básicos para conducir de forma segura sobre nieve.

1.- Neumáticos adecuados

Desde Audi nos aconsejan que el primer paso básico para conducir sobre nieve (y sobre cualquier tipo de superficie) es tener el neumático adecuado. El más recomendable para carreteras nevadas es el denominado de invierno, el cual tiene mucha mayor adherencia al terreno, además de ofrecer un mejor agarre a la hora de frenar y acelerar. Con este tipo de neumáticos sí que es compatible llevar conectado el ESP. En el caso contrario, si disponemos de unos neumáticos que no son de invierno, tendremos que poner cadenas. En este caso, lo mejor es desconectar el ESP, pues éste está diseñado para funcionar correctamente con una superficie de agarre constante (el neumático de invierno sí ofrece ese continuidad en el agarre) mientras que con unas cadenas metálicas, éstas aportan mayor altura y anchura al flanco de la rueda y hacen que ésta gire a menor velocidad. Una de las premisas en las que se basa el ESP es precisamente la rapidez con la que giran las ruedas, y con unas cadenas el ESP está percibiendo constantemente una variación continua, por lo que siempre manda información para frenar. Esto puede resultar incómodo y, lo que es más importante, puede repercutir en un calentamiento excesivo de los frenos.


2.- Anticipación visual

La vista es el factor que más nos limita a la hora de conducir. En curvas, por ejemplo, lo básico es anticiparse visualmente y buscar la salida de la curva y no la dirección a la que va la parte delantera del coche. La anticipación visual hace que de forma inmediata también adaptemos la velocidad a las circunstancias.

3.- Suavidad en la conducción

Evita cualquier tipo de maniobra brusca (fuerte frenada, fuerte aceleración, giro excesivo del volante, etc). La suavidad en la conducción incide directamente en la calidad de la conducción.

4.- Frenar

Lo más recomendable en el caso de que tengamos que frenar, es utilizar el propio motor para detener el coche. En el caso de que tengamos que pisar el pedal del freno, hacerlo siempre con las ruedas rectas. Si frenamos con las ruedas giradas lo único que hacemos es perder aún más el control de la situación.

5.- Tomar curvas

A la hora de tomar curvas, nunca girar más de lo debido el volante. Un ángulo de giro excesivo en el volante provoca inmediatamente la aparición del subviraje, es decir, el coche empieza a derrapar del tren delantero. En ese instante, girar menor el volante sirve para que el coche gire más.


6.- Acelerar

El pedal del acelerador, al igual que el del freno, hay que usarlos con mucha delicadeza. Por ejemplo, al salir de una curva hasta que notamos que el coche no patina de ninguna de las ruedas, no es el momento idóneo para acelerar.

7.- Conducción con ESP

Ya hemos anticipado que resulta crucial llevarlo conectado con neumáticos de invierno. Exige cierta destreza, ya que de forma habitual siempre solemos girar más de lo debido el volante. No es preciso, con girar levemente el volante, el ESP se encarga del resto.

8.- Reacción adecuada

El Director de la Escuela de Conducción y Seguridad de Audi vuelve a hacer hincapié sobre el factor de la anticipación visual para llevar a cabo una reacción adecuada. Se insiste en que nunca hay que mirar el lado al que va el coche (en este caso, por ejemplo, el guardarrail en un subviraje en una curva), sino buscar la reacción idónea, en este caso, buscar la salida de la curva.

Manténte alerta, reduce la velocidad y no pierdas el control.

Son los tres elementos clave para conducir con seguridad en invierno. La conducción en invierno es todo un reto. Conduce de acuerdo con las condiciones meteorológicas y de la carretera, que pueden ser impredecibles.
La seguridad es lo primero.

La conducción invernal exige más del vehículo y de tus habilidades como conductor. Prepárate para las condiciones invernales.

Considera la posibilidad de utilizar neumáticos de invierno.

Los neumáticos de invierno mejoran la seguridad y la movilidad ya que aportan una mayor tracción, frenada y control con agua, escarcha, nieve, y especialmente con hielo. Si se montan cuatro neumáticos de invierno la estabilidad y el control son mayores.


Sé consciente de tus limitaciones y de las de otros conductores.

Concéntrate en lo que te rodea. Ajusta tu velocidad a las condiciones existentes y mantén la distancia de seguridad con el vehículo de delante. Evita situaciones en las que haya que frenar bruscamente en una superficie resbaladiza.

Frenado

Es fundamental anticiparse valorando la distancia de frenado necesaria. Evita los frenazos bruscos y viajar a gran velocidad. No hagas movimientos repentinos y no aceleres a fondo (la aceleración debe ser gradual y progresiva, nunca de forma brusca). Intenta frenar suave y gradualmente para que las ruedas no se bloqueen. Si las ruedas se bloquean, el vehículo derrapará y quedará fuera de control. Si ocurre esto, suelta el pedal del freno para recuperar la tracción y usa el freno de motor alternándolo con el pedal del freno. Para reducir el riesgo de derrapar en las subidas usa una relación de marchas mas alta de la que utilizarías con tiempo seco.

Arranque

Para no patinar cuando se arranca sobre la nieve es fundamental acelerar poco a poco. Si las ruedas patinan, sube a una velocidad superior para reducir la fuerza que se aplica a las ruedas. Así el vehículo se pondrá en marcha limpiamente.
Curvas

Antes de entrar en la curva, reduce la velocidad en línea recta. Para no patinar y perder el control cuando se entra en una curva, la dirección debe mantenerse constante con un movimiento fluido. Mantén una velocidad lenta y constante.

Pérdida de control con las ruedas delanteras

Para recuperar la adherencia si pierdes el control del eje delantero, reduce la velocidad levantando el pie del acelerador. Si es necesario pisa levemente el freno sin bloquear las ruedas.

Pérdida de control con las ruedas traseras

Si el coche pierde el control del eje trasero (pero sigue teniendo adherencia en el eje delantero), en un vehículo con tracción delantera, acelera suavemente para recuperar el equilibrio. En un vehículo con tracción trasera, levanta suavemente el pie del acelerador hasta que las ruedas traseras recuperen la tracción y adherencia. Después vuelve a acelerar para mantener la velocidad. De ningún modo debes frenar ya que se acentuará el desequilibrio en el eje posterior.

Textos y fotos tomados de Internet


 

Tecnicas, 4x4, manejo

Fuente
Comparte:

Notas Relacionadas


 

Déjanos tu comentario:

Se requiere un valor
Se requiere un valorFormato no valido
Se requiere un valor
caractéres disponibles
Código de seguridad 
 
Tecnicas, 4x4, doble, traccion, 4wd, Tecnicas, 4x4, doble, traccion, 4wd, Qashqai, Snorkel, Xterra, X-terra, Qashqai, Concept, Pathfinder, Patrol, Patrol, halogenos, faros, 4x4, equipamento, halogenos, faros, 4x4, equipamento, Tecnicas, 4x4, manejo, fabrica, Nissan, Pathfinder,
 
 

 

NissanBolivia4x4.com 2011 - 2012

Blog dedicado a los vehiculos 4x4 de la marca Nissan

 Suscribirse a RSS